Historias de Amor

Esta semana quise dejar la política, la economía  y todas esas cosas que uno se dá cuenta que son intrascendentes. En definitiva, la economía va y viene, y siempre nos las arreglamos para poner la comida en la mesa, pero me parece que lo que más trasciende, es el amor.

El amor es el sentimiento más importante, es el motor que nos lleva a las grandes hazañas, basta con recorrer la historia de los grandes, donde vemos que siempre hubo un gran amor, una mujer que fue capaz de inspirar las notas más excelsas, esas que perduran por siempre, y para siempre.

Beethoven y su Antonie von Birkenstock, su amada inmortal, Anton Bruckner y Antonie Werner, esa alumna que lo dejó marcado y a la cual se refería cuando dedicaba sus sinfonías a “aquellos amores juveniles”. Más acá, Cole Porter y Linda Porter una historia de amor muy especial… pero nuevamente el motor  es… el amor.

Amores que te hacen enfrentar el mundo contra viento y marea, mujeres valientes que cargan con la carrera del amado para impulsarla… mezcla de una admiración infinita y un amor… inconmensurable.

París y Helena de Troya, Ulises y Penélope, Orfeo y Eurídice, Marco Antonio y Cleopatra, Los Amantes de Teruel, Dom Pedro I e Inés de Castro, Juana La Loca y Felipe el Hermoso, Eduardo VIII y Wallis Simpson.

Abandonados solo a ver al ser amado en el lugar que le corresponde… mujeres que nos olvidamos de nuestra vida, para entregar todo por ellos, hombres que abandonan reinos solo por ver la sonrisa de su amada cada mañana.

Los poetas lo describen, los plásticos lo representan, los músicos… qué podemos decir de las notas que los inspiran… solo el amor nos ha poblado la vida de mejores momentos.

Escuchemos una sinfonía… el segundo movimiento de la 7ª de Bruckner… esa luz que repentinamente nos envuelve… es la luz del amor.

La religión pone el amor encima de todo, porque amor también es fé, amor es caridad, el amor es la puerta de la felicidad.

Los escritores lo recrean constantemente… ¿historias de amor en el cine? Podemos hablar horas de ellas. ¿Nunca escucharon decir a una mujer que tuvo un romance fantástico y lo dejó en aire… quiero tener mis propios “Puentes de Madison”, refiriéndose a esa película maravillosa de Meryl Streep y Clint Easwood? La excelente Casablanca, en la que se deja traslucir que si bien sucede en Marruecos, Rick Blaines es solo un fantasma convertido en hombre, porque su vida quedó en una estación de tren de París, cuando de despidió de su gran amor… Ilsa. Lo que el viento se llevó… donde el motor era el amor entre Scarlet O’Hara y Red Buttler. Mismo hasta las sagas de super héroes, no son completas sin una historia de amor, Spiderman y su Mary Jane Watson, a mi juicio la historia de super héroes más completa.

La gran historia de amor de Spencer Tracy y Katherine Hepburn, que como el jamás renunció a su matrimonio, hizo que Katherine renuncie a todo lo que tenía derecho en su vida.  Su último acto de amor, fue cuando Spencer Tracy tuvo su descompensación que lo llevaría a la muerte, Katherine lo llevó al hospital, llamó a la esposa de él y se retiró, ni siquiera tuvo el derecho de ver morir a su amado.

Dedico este post, y les pido perdón que me incluya, a todas las mujeres que entregamos nuestra vida por amor, que moldeamos el mundo a medida de nuestro amado, para que él esté feliz en ese lugar en el mundo que ha elegido.

Salud colegas, las que hacemos… todo por amor.

Anuncios