La vida sigue igual…

Todo es dolor, está terminando un año de emociones intensas, pero esta última semana enterarme de que un ser querido se fue, es lo que me hace pensar en qué lugar nos paramos frente a quienes amamos.

Es inevitable recordar tu sonrisa, siempre parecías un niño, y tus consejos que a veces ponía en duda porque llegaban de un corazón muy limpio, y la vida está llena de gente con malas intenciones.

Afortunadamente creo que tu familia y tus amigos te protegimos de esos seres que te quisieron dañar, y tu corazón resplandecía de cosas lindas y buenas.

Si existe el cielo, sé que te fuiste directamente, que tu breve paso en la tierra ha sido para embellecer la vida de quienes tuvimos la fortuna de conocerte

Seguramente estarás en ese lugar que buscaste toda la vida, espero que tu linda sonrisa siga alumbrando todo, como alumbraste la vida de quienes pasamos como visitantes en tu vida.

Gracias Dios, por haber compartido parte de mi vida, con Javier Di Vito. ¡Que Dios bendiga tu alma! Amén

Anuncios