Bienvenido, una vez más

Quise mostrarme fuerte y poderosa. Gritar a los cuatro vientos que te había desterrado de mi alma, pero solo pocas palabras bastaron para volver a abrir mi corazón.

Creo que nunca te fuiste, quise ignorar que estabas ahí, pero no pude. Tus palabras trajeron la música que mi alma necesitaba para bailar, para entrelazarse en una fiesta con la tuya.

¿Es momento de volver a Bruckner? Solo vos me lo podés decir.

Anuncios