Domingo

¿Por qué los domingos son tristes? Antes creía que era algo personal, hoy sé que si estamos un poquito en baja, nos destruye a todos.

Si vamos a lo religioso, debería ser el día de la felicidad, se supone que el domingo es el día del Señor, el día en que se acude a misa, se ora, se alaba, pero quienes hoy tenemos la fortaleza de la fé en baja, el domingo es el día más triste de la semana.

Los teléfonos no suenan, una está como suspendida, ni siquiera en las redes sociales hay casi actividad. La particularidad del domingo es como una anestesia que te inyectan sin saber porqué. ¿Acaso es el preludio de una semana que viene detrás y no nos gusta? ¿O es el día en que por falta de actividad nos acompañan nuestros pensamientos dolorosos?

Hay ciertos momentos en que pensar se transforma en algo que duele, en un futuro que se ve negro, aunque uno no pierda la esperanza que repentinamente se encienda un reflector.

Hoy no es un día para invitarme a salir, ni para escribir humor, hoy soy la peor compañía para todos. Afortunadamente duermo, y el lunes me revive, me inyecta vida, aunque el trabajo no me guste, es lunes, y los lunes empiezo a brillar.

Me gustaría proponer una moción que el domingo se saque de los calendarios, pero tristemente va de mal en peor, agregaron decenas de feriados, de feriados puente ¿? y la verdad, no me hace feliz.

Prometo reverdecer mañana, como la fruta que aún no está madura y se transforma en promesa, perdón porque hoy no pueda sacarles una sonrisa, a veces yo también lloro.

Anuncios