¿Conferencia de prensa? No… casting para una comedia de enredos

Desperté con la decisión de hacer un comentario sobre la “conferencia de prensa” de Cristina, pero la verdad, sería subir mi stress al divino botón, así que simplemente voy a dar determinadas “pinceladas”.

Al ingresar los 150 periodistas, se les hacía llenar una especie de cupón, ya que se suponía que los que preguntarían serían sorteados, nadie vio un sorteo, o sea, fue suplantado por un fraude a fin de que quienes preguntaran, lo hacían con el guión de Presidencia o sabían que por alguna razón, no preguntarían nada que molestara a “The Powerpuff Girl”.

Cual maestrita ciruela, corregía la semántica de los periodistas, y el colmo fue cuando interrumpió al periodista de Radio 10 porque le dijo Presidente, explicando que La Nación explicó en un artículo que la podían llamar Presidenta. Quisiera encontrar ese artículo, pero sospecho que debe estar firmado por Homero Simpson.

Gisella Marziotta, se extendio tanto en la pregunta que la ninguneó (que palabra fea inexistente pero ampliamente usada en los medios) mirando para un costado y diciendo: “Ya no sé que contestar, hizo un tendal de preguntas”. Obviamente, aunque Gisella haya escrito un libro y quiera transformarse en una periodista seria, evidentemente no entendió el sistema de conferencia de prensa que es de pregunta corta y respuesta exacta.

Haciéndose la graciosa, el periodistade Página 12 preguntó si habría cambios de aquí en adelante, le respondió que sería dificil los cambios para atrás. Error en una Presidente, ya que derogar un decreto, puede cambiar algo resuelto en el pasado.

Los periodistas extranjeros, fueron cuestionados por la soberbia presidencial. A loa que intentaron preguntar en serio los subestimaba diciéndoles: “¿Hace cuánto que sos corresponsal en el país?”. Y a la respuesta del colega les decía que si hubiesen estado desde antes entenderían algo que sólo ella puede entender ¿?. Incluso a una periodista la mandó “a buscar un poquito en Internet”. La periodista de Reuters, preguntó por el futuro de la moneda argentina, e intentó conseguir un bolo en “La Risa es Bella”: “Si supiera qué va a suceder con las monedas en un futuro estaría en cualquier otro lado, pero no en Olivos”.

Luego, emulando a Rita Turdero ante la consulta de un periodista de repetir las conferencias de prensa semanalmente, le respondió “it’s too much”, pero le faltó el chiribin, chiribin uhhhhhhh.

Miguel Nuñez cambió su nombre por el de Bernardo, al entender que era el primer vocero presidencial mudo  Trató de hacerse el gracioso (más que conferencia parecía un casting) anunciándole que la periodista de apellido Cavallo nada tenía que ver con el ex ministro de Economía: “No entiendo el chiste. No veo a qué viene la aclaración, si tuviera que ver no habría problema tampoco”.

Y finalmente… para cerrar con un gag, repitió que no había conferencia de prensa desde 1999. Perodón, debe ser explicado: Duhalde siendo presidente, hacía conferencias de prensa, antes de el, De La Rúa tenía su propio Reality poniendo micrófonos en la entrada de la Casa Rosada, donde cualquiera que pasaba hablaba.

Perdón, la coferencia de ayer… ¿fue ficción? Ah, no, era el casting para “El Casting de La Tele”.

Anuncios