A veces el tiempo pasado, si es mejor…

Tenemos una cultura de guardar todo, comparando a estos tiempos donde todo se tira, un celular dura seis meses, una computadora un año, y los que nacimos desde la década del 60 para atrás estamos acostumbrados a guardar.

Lo que yo extraño de otros tiempos, era la libertad de salir a la calle, sin temor a que alguien te asalte o te mate. Recuerdo las noches calurosas que quienes se criaron en un barrio me van a entender, que uno se sentaba en el umbral de la puerta (los más osados se llevaban una silla) y hasta la madrugada seguían las charlas de vecinos. Una noche, en que Radio El Mundo se estaba incendiando, nos habíamos sentado en el umbral de la casa de mi abuela. Mi padre, que era locutor de esa radio, era conocido en todo el barrio desde chico, en la radio era Juan José Sierra, pero en el barrio era “el Coco” o “Coquito”. Eran como las dos de la madrugada, estábamos mi papá, mi abuela, Isolina una vecina gallega, mi hermano y yo con muy pocos años; de repente, una vecina sale de su casa corriendo gritando ¡Coquito! ¡Coquito!… y aún recuerdo la cara de felicidad de la señora cuando vio que mi papá estaba ahí y no achicharrándose adentro del incendio.

A la vuelta del colegio, después de hacer los deberes, ibamos a jugar a la calle, donde mamá solo nos llamaba para tomar la leche, volvíamos, después seguíamos jugando, y ya la última llamada era para bañarnos, cenar y dormir.

Hoy nuestros hijos no tienen calle, son niños encerrados en departamentos, que no pueden estar solos fuera de el, es por eso que ante un mínimo rasguño, lloran como si los hubiera atropellado un auto, son chicos que no se han lastimado. Mi hijo tiene siete años, yo a su edad ya había sufrido una fractura, ya me habían tenido que dar puntos y mis piernas parecían un mapa de los moretones, los chicos de hoy no se lastiman, no se ensucian, no juegan… tienen mucha tecnología, pero les falta libertad.

Cuando me siento ahogada, quisiera meterme en el tunel del tiempo y llevar a mi hijo, seguro que tendría una infancia mucho más feliz.

Anuncios

4 comentarios en “A veces el tiempo pasado, si es mejor…

  1. A los lectores de este blog:

    El escritor Eduardo Galeano después de enterarse que está circulando en varios medios un artículo que lleva su firma pero no ha sido escrito por él, ha pedido a nuestra agencia, con la que colabora, que lo ayude a hacer llegar este desmentido a dichos medios, ya que está en gira de trabajo y dificultado para hacerlo directamente.

    Cumplimos por lo tanto con transmitirle el desmentido de Galeano -que está adjunto-
    y quedamos a su disposición para toda aclaración que pueda interesarle.

    Pablo Piacentini

    Director
    Servicio de Columnistas de IPS
    Teléfono: +39 06 4827059
    Via Panisperna 207 – Roma, Italia
    ———–
    Yo no escribí el texto que está circulando en Internet, con mi firma,bajo el título “Por qué todavía no me compré un DVD”.

    No escribí eso ni nada que se le parezca.

    Sin duda, muchos de quienes lo difunden actuan de buena fe, pero eso no hace más que dar fuerza a mi pedido de que retiren de circulación, de inmediato, esa impostura.

    Las redes de Internet han abierto, sin duda, caminos nuevos para la
    difusión de textos que alimentan la diversidad, pero esos caminos
    están, lamentablemente, llenos de emboscadas.

    Eduardo Galeano

    Me gusta

  2. Pingback: Antes de Atacar, Lean Por Favor « Patricia Sierra

Los comentarios están cerrados.